En la actualidad, existen numerosas maneras de impulsar el crecimiento de una empresa a través del ecommerce. Puedes ampliar tu catálogo de productos para ofrecer más artículos. Puedes empezar a vender a través de otros canales para aumentar la presencia web de tu marca. Y después está la que podría ser la opción más ambiciosa: abrir las compuertas regionales para vender tus productos en todo el mundo.

Pero antes de la internacionalización, hay mucho que revisar, desde ramificaciones jurídicas hasta consideraciones de cumplimiento, la atención al cliente para compradores internacionales y más. Pero, tanto si estás listo para expandirte internacionalmente como si parece que aún te queda mucho para ello, merece la pena considerar si tu tecnología de ecommerce cumplirá sus funciones cuando llegue ese momento, también si es lo suficientemente flexible como para admitir otras divisas y regímenes jurídicos cuando tu empresa esté preparada para expandirse a otras regiones.

A la hora de adquirir una plataforma de ecommerce, la escalabilidad y la flexibilidad deberían ser prioritarias. Por ello, reflexionamos profundamente sobre estos dos factores a la hora de crear nuestra solución de ecommerce headless: Sitecore OrderCloud®. Y seguimos realizando actualizaciones para que los clientes puedan utilizar OrderCloud para crear una plataforma de ecommerce que crezca al mismo ritmo que lo hacen sus empresas.

En este sentido, acabamos de publicar dos funciones mejoradas que permitirán ampliar tu empresa de ecommerce más allá de las fronteras cuando llegue ese momento.

Centros de datos disponibles globalmente

En algunas partes del mundo, existen leyes estrictas sobre la soberanía de datos, que exigen almacenar los datos empresariales en la misma región en la que reside la empresa. Si necesitas mantener tus datos en el territorio, no hay problema. OrderCloud cuenta con centros de datos disponibles en numerosas regiones —este y oeste de Estados Unidos, Europa, Australia y Japón— que te permiten elegir el lugar de residencia de tus datos.

Estas regiones se alinean con el resto de productos del catálogo de productos de Sitecore, por lo que puedes confiar en la soberanía consistente de los datos para tus soluciones composables.

Compatibilidad con múltiples divisas a través de configuraciones regionales

Vender en distintas divisas no solo consiste en asegurarse de que tus clientes puedan ver los precios de los productos en su moeda preferida. También implica garantizar que las transacciones se realizan en la divisa que se emplea en tu empresa. A continuación, se muestran cinco formas en que las configuraciones regionales simplifican radicalmente el proceso:

  1. Configurar múltiples precios en diferentes monedas para un solo producto
    Muchas empresas deciden no confiar en los precios que se convierten automáticamente. Una de las razones de ello es que los tipos de cambio son increíblemente variables, por lo que los precios cambian con frecuencia. Esto puede crear problemas si un comprador añade un artículo a su carro de la compra, regresa días después y entonces el precio cambia. Otra razón por la que se puede dejar de lado la conversión automática es porque los precios no son tan fáciles de usar como, por ejemplo, 10,86 euros en lugar de un redondeo a 10,99 u 11 euros. La fijación del precio exacto de la divisa suele ser el método preferido.
  2. Permitir a los compradores seleccionar la divisa en la que desean ver los precios
    Es muy sencillo, solo tienes que dejar a tus clientes elegir la divisa que ya conocen. Si, por ejemplo, un usuario de Estados Unidos está en una web alemana, podrá elegir ver los precios en dólares estadounidenses, si habilitas esta opción. También puedes cambiar a su moneda local de manera predeterminada si sabes dónde se encuentran tus compradores.
  3. Tramitar pedidos en la divisa que se ajuste a tu empresa
    Como en el ejemplo anterior, el usuario estadounidense puede ver los precios en dólares estadounidenses y realizar su pedido en la misma divisa, incluso aunque tu empresa solo trabaje con euros. El cliente se beneficia de comprar en su moneda local, mientras que tu empresa se beneficia de no revelar ni molestar al cliente con la divisa en la que trabajas.
  4. Mantener la divisa del comprador durante el pago y en el historial de pedidos
    Continuando con el punto 3 anterior, el comprador seguirá viendo la información de su pedido y los detalles posteriores a la compra en la divisa en la que realizó el pedido.
  5. Crear promociones en una divisa específica
    Si creaste una promoción con un descuento de 10 dólares estadounidenses y la pusiste a disposición de compradores estadounidenses y alemanes, el valor del cambio sería muy diferente para cada uno de ellos dependiendo de la variabilidad de los tipos de cambio (10 dólares estadounidenses para los americanos y 10 euros para los alemanes). En su lugar, ahora puedes especificar qué pedidos reúnen las condiciones para la promoción en función de la divisa del pedido.

Gestionar un negocio internacional no es fácil. OrderCloud puede ayudarte simplificando el ecommerce transfronterizo y multidivisa, así como de muchas otras maneras. Puedes obtener más información sobre estas funciones haciendo clic en estos enlaces —Documentación técnica y Guía de casos de uso— y sobre OrderCloud aquí.

Ashley Wilson es directora sénior de análisis empresarial de Sitecore. Puedes seguirla en LinkedIn.