En este panorama de experiencias digitales que evoluciona rápidamente, las empresas de ecommerce no dejan de buscar nuevas maneras de mantener su competitividad así como de mejorar las experiencias de cliente y la agilidad. El ecommerce composable se está convirtiendo en la respuesta a tales retos, ofreciendo la flexibilidad y la escalabilidad necesarias para ofrecer experiencias de ecommerce digitales excepcionales.

¿Qué es el ecommerce composable?

El ecommerce composable consiste en seleccionar los mejores componentes del ecommerce y combinarlos o "componerlos" en una aplicación personalizada creada para satisfacer necesidades empresariales específicas. Las capacidades empresariales empaquetadas o PBC desempeñan un papel esencial. Cada PBC es una característica o funcionalidad de la aplicación, y normalmente son componentes de software de terceros. Una PBC podría ser, por ejemplo, un carrito de la compra y el pago en caja, o un motor de personalización. En lugar de depender de un único proveedor, en un enfoque composable se emplean varios proveedores que ofrecen las funcionalidades más sólidas y completas.

Cómo la arquitectura MACH permite las plataformas composables de ecommerce

Las empresas de ecommerce que cambian a una arquitectura MACH (microservicios, API-first, nativa en la nube y headless), disponen de los elementos básicos para sacar partido a las ventajas que ofrece un enfoque de ecommerce composable. Así es como se consigue:

  • Microservicios: la arquitectura de microservicios permite que las funcionalidades empresariales empaquetadas o PBC sean composables.
  • API-first: un enfoque API-first facilita aplicar un enfoque composable al desarrollo del ecommerce mediante la vinculación de dos o más aplicaciones o servicios.
  • Nativa de la nube: al aprovechar todas las funcionalidades de la nube, la aplicación se vuelve flexible, escalable y permite a las empresas evitar actualizaciones.
  • Headless: la arquitectura headless separa el front-end (interfaz de usuario o IU) de la capa del back-end (lógica empresarial) de la web. Al desacoplar el front-end y el back-end, y adoptar un enfoque de ecommerce headless, es posible mejorar continuamente la interfaz de cliente y ampliar esta mejora a otros touchpoints con facilidad.

¿Por qué ecommerce composable?

Sustituye tu plataforma con las mejores soluciones: las plataformas monolíticas tradicionales a menudo limitan tu capacidad para elegir las mejores soluciones para tus necesidades específicas. El ecommerce composable te permite seleccionar e integrar los mejores componentes para cada faceta de tu empresa utilizando una arquitectura modular, desde la gestión de contenido y las pasarelas de pago hasta la gestión de pedidos y las recomendaciones de producto.

Mejora la experiencia de cliente: entregar experiencias de cliente excepcionales resulta esencial en el panorama competitivo actual. El ecommerce composable te permite personalizar y optimizar cada touchpoint del customer journey, lo que ofrece como resultado una mayor satisfacción y engagement de los clientes.

Adelántate a la competencia: para obtener una ventaja competitiva, necesitas flexibilidad para adaptarte rápidamente a las cambiantes demandas del mercado. El ecommerce composable permite a tu equipo experimentar con nuevas funciones y tecnologías, lo que te dará ventaja en la carrera para satisfacer las expectativas de los clientes y ofrecer experiencias de ecommerce excepcionales.

Impulsa la agilidad de tu equipo: los enfoques de desarrollo tradicionales a menudo requieren una gran coordinación entre los diferentes equipos, lo que provoca retrasos e ineficiencias. Con un enfoque composable, los desarrolladores del back-end pueden centrarse en desarrollar y optimizar APIs, mientras que los desarrolladores del front-end pueden concentrarse en ofrecer tiendas atractivas y las mejores experiencias de usuario posibles. Los equipos multifuncionales pueden trabajar de forma independiente en componentes específicos, lo que mejora la agilidad y acelera el tiempo de comercialización.

Agiliza el funcionamiento de las webs: las arquitecturas de ecommerce composable se diseñan para ofrecer un gran rendimiento. Por lo que si optimizas cada componente para su tarea específica, podrás crear webs y aplicaciones ultrarrápidas que mantendrán el nivel de engagement de tus clientes.

Reduce tu coste total de propiedad (TCO): uno de los argumentos de venta tradicionales de una plataforma todo en uno es el número de servicios y funcionalidades incluidas en el precio. Sin embargo, dependiendo de la empresa, muchas de estas funcionalidad no se utilizan nunca ni se requieren. Con un sistema de ecommerce composable basado en SaaS, las empresas solo pagan por las funcionalidades que utilizan, lo que puede reducir notablemente los costes tecnológicos.

Entonces, ¿qué es lo que te está frenando?

La idea de reformar la plataforma y migrar al ecommerce composable puede parecer abrumadora, especialmente si lo percibes como un proyecto masivo e integral. Sin embargo, esta percepción no debería disuadirte a la hora de adoptar este enfoque transformador. El objetivo de tu estrategia de ecommerce composable debe ser resolver problemas empresariales individuales, componente por componente, logrando progresos incrementales.

Del enfoque progresivo al acelerado

El enfoque progresivo, que anteriormente era la norma en la transformación digital, ha dejado de ser eficaz en el acelerado mundo digital actual. La pandemia aceleró la necesidad de innovación digital y de estrategias centradas en el cliente. Tomarte tu tiempo ha dejado de ser algo que puedes permitirte.

Un enfoque de ecommerce composable te permite hacer realidad tus ideas, innovar rápidamente y preparar tu empresa para el futuro, ya que te permite adaptarte con agilidad a circunstancias cambiantes.

Cómo comenzar a trabajar con el ecommerce composable en 5 pasos

1. Define objetivos de transformación empresarial

Comienza definiendo claramente los objetivos de transformación de tu empresa. Qué quieres lograr y por qué. Asegúrate de que estos objetivos se adaptan a tu estrategia empresarial más amplia y que no se trata de meros objetivos impulsados por la tecnología.

Si, por ejemplo, tienes una empresa de bienes de consumo envasados o CPG con varias marcas y no dejas de presentar nuevos productos en el mercado, uno de tus objetivos de transformación empresarial podría ser agilizar el tiempo de comercialización. Unas plataformas de ecommerce flexibles y ágiles te permiten mejorar los procesos empresariales, por lo que presentar nuevos productos de nuevas maneras y en nuevos canales, no será ningún obstáculo para acceder a nuevos mercados.

2. Define tu customer journey

Desglosa tu customer journey en fases y céntrate en touchpoints clave. Si volvemos al ejemplo de los CPG, cuando presentes nuevos productos, ya sabes que cada nuevo customer journey incluye fases para el descubrimiento de productos, el proceso de pago y el engagement posterior a la compra. Identificar los touchpoints dentro de estas fases también es imprescindible para comprender dónde puede tener un mayor impacto el ecommerce composable y dónde debes centrar tu trabajo omnicanal.

3. Define los componentes necesarios

Identifica las tareas o componentes más pequeños de cada fase que requieran atención. Estos componentes representan funcionalidades específicas tales como búsqueda, recomendaciones de producto, páginas de categorías y landing pages de producto. Define lo que se debe conseguir con cada componente.

4. Prioriza fases y componentes

Crea equipos multifuncionales compuestos por múltiples disciplinas, incluidos diseñadores, marketers, desarrolladores y propietarios de productos. Asigna estos equipos para que aborden fases específicas y los componentes correspondientes. Unos equipos con habilidades diversas fomentarán la innovación y la creatividad.

A partir de ahí, trabaja con los equipos multifuncionales para priorizar fases y componentes dependiendo de su impacto en la experiencia de cliente. Cuando se presenta un nuevo producto, por ejemplo, la fase de descubrimiento de producto puede ser la más importante para empezar bien a la primera.

5. Presenta tu primera “victoria”

Comienza poco a poco, seleccionando un componente de bajo riesgo del customer journey para probar tu enfoque de implementación en un entorno real. Esto te permitirá validar decisiones técnicas y recopilar insights antes de programar cambios más importantes. Analiza los resultados e itera para mejorar continuamente.

Cuando presentes un nuevo producto, es posible que decidas mejorar en primer lugar la experiencia de descubrimiento de producto. Si utilizas una tecnología composable, podrás mejorar esa experiencia dentro de tu stack tecnológica existente para crear pequeñas “victorias” con mayor rapidez, en lugar de esperar el “big bang”.

Recuerda que el ecommerce composable es un proceso iterativo. A medida que vayas adquiriendo confianza y experiencia, asigna equipos de producto para priorizar y abordar más componentes. Este enfoque flexible garantiza que puedas ir adaptándote a las necesidades cambiantes de tu empresa y a las expectativas de los clientes, ofreciendo valor en cada paso.

El ecommerce composable constituye una solución potente y adaptable para empresas que quieren transformarse e innovar en el panorama digital actual. Si sigues estos cinco pasos y adoptas un enfoque progresivo, podrás aprovechar todas las ventajas que ofrece el ecommerce composable y posicionar a tu empresa para el éxito en la era digital.

No esperes al “big bang”. Obtén información sobre las soluciones de ecommerce composable de siguiente nivel de Sitecore y comienza a construir tu historia de éxito hoy mismo.

Kayla Bryant es Director of Enablement Programs en Sitecore. Conecta con ella en LinkedIn.