Es uno de los temas de mayor actualidad en el mundo de la tecnología y divide a la opinión como pocas tendencias recientes han logrado. No cabe duda de que estamos hablando del metaverso.

Antes de que pienses que estamos hablando sobre avatares sin piernas, hagamos una distinción entre qué empresas son solo marketing y el concepto general del metaverso. Si has escuchado el nuevo nombre de Facebook, Meta, podrías pensar que se trata del "metaverso". No obstante, Meta es solo uno de los muchos productos impulsados por la empresa que deberían considerarse como un canal.

Para las marcas que desean emprender este camino, recomendamos considerar el "metaverso" más como una experiencia que ofreces a tus clientes para permitirles interactuar con tu marca de nuevas maneras.

Los mejores casos de uso ofrecen a los clientes una experiencia que no podrían tener de otro modo. Una de las formas que podría adquirir sería la realidad virtual, como Meta (la empresa), que actualmente requiere unos cascos de realidad virtual. O bien, podría ser algo más tangible, como la experiencia que Triumph Motorcycles está estudiando para poder llevar sus productos a clientes a los que les fuera imposible visitar sus tiendas físicas. Mira a continuación una demostración impulsada por Microsoft, Sitecore, Touchcast y Annata:

play-button

Si estás pensando en llevar tu marca al metaverso, aquí te indicamos 5 cosas que debes tener en cuenta:

1. Define el metaverso para tu empresa

Debido a la tecnología emergente, un acuerdo sobre definiciones contribuirá a garantizar unos resultados de éxito. Aunque para algunos esto pueda parecer innecesario, bastará con que hagas una encuesta rápida para descubrir el gran número de respuestas distintas que obtiene al preguntar: "¿Qué es el metaverso?" Atenerte a la definición de tu empresa ayudará a mantener el rumbo de los equipos, evitar el scope creep y facilitar aún más el diseño de nuevas experiencias.

Si quieres una definición sencilla, nosotros consideramos que el metaverso hace referencia a experiencias inmersivas que permiten a una persona completar una actividad que de otro modo no podría hacer en ese momento. Actualmente es un grupo de distintos canales desconectados que incluye artículos de marcas como Meta y Dreamland, así como experiencias digitales inmersivas creadas y mantenidas por marcas, como el ejemplo de Triumph mencionado anteriormente. A menudo se entregan a través de tu plataforma de experiencia digital.

2. Identifica las necesidades no satisfechas de tus clientes

Uno de los problemas que tienen las marcas con el metaverso es que a menudo parece una respuesta a una pregunta que no está haciendo nadie. Pero, como puedes ver con el ejemplo de Triumph, si analizas tu customer journey, habrá varios puntos de fricción en los que sería bienvenida una experiencia rica e inmersiva, especialmente si no requiere de hardware adicional.

El ejemplo de Triumph es único porque conecta a la perfección en un customer journey que el cliente ya está realizando. Ofrece algo nuevo y valioso al cliente en forma de educación y reduce el riesgo o las dudas que pudiera tener el cliente al elegir un producto de Triumph.

Por supuesto, también debes considerar si tu cliente principal está interesado en una experiencia del metaverso. En un reciente estudio de Sitecore se reveló que los millennials y la Generación Z son los grupos que con mayor probabilidad participará en experiencias del metaverso. Entre los casos de uso más comunes se incluye experimentar productos antes de comprar, mejorar la colaboración remota y replicar tiendas físicas.

3. Prepara tu contenido

Como cabría esperar, no basta con que una marca decida tener una estrategia para el metaverso y tenga éxito. También hay que tener en cuenta los assets en 3D, medios sofisticados como el vídeo de alta resolución y la capacidad para ofrecer la experiencia a escala. Escalar en el metaverso puede significar incluir todos los mercados que deseas, garantizando al mismo tiempo una experiencia ultrarrápida. La importancia de una gran experiencia de contenido se amplifica en el metaverso, ya que todo debe diseñarse exclusivamente para tu marca.

Si todo esto te suena nuevo, comenzar con una DAM puede facilitar que tus equipos de marketing sean autosuficientes y almacenen y transformen medios sofisticados. Querrás proporcionar a tus recursos creativos las herramientas y la visión necesarias para aprovechar todas sus habilidades.

4. Invierte en tu personal

Mientras logras mantener correctamente tu centro de contenidos, también resulta esencial asegurarte de que tus empleados poseen las habilidades adecuadas para mantener la presencia de tu marca en cualquier forma del metaverso que elijas.

Si, por ejemplo, vas a seguir la ruta que suelen tomar las marcas, como Triumph, y comienzas a pensar en el metaverso como una extensión de la experiencia digital que ofreces actualmente, querrás estar seguro de que tus equipos digitales poseen la formación adecuada, se han creado para escalar y utilizan técnicas modernas y tecnologías en la nube. Esto es sumamente importante porque la velocidad se considera un diferenciador comercial: unos tiempos de carga de experiencia más rápidos generarán más ingresos. Desafortunadamente, ni siquiera la promesa de una experiencia más atractiva es suficiente para superar la baja atención y la poca paciencia de tus clientes.

5. Invierte (moderadamente)

Creemos firmemente en la promesa del metaverso y las experiencias inspiradas en el metaverso como impulso para que las marcas satisfagan las cada vez mayores expectativas de los consumidores. Estas experiencias tienen el potencial de infiltrarse de alguna manera en prácticamente todos los sectores: desde grandes compras hasta reimaginar el modo en que los gobiernos interactúan con sus ciudadanos.

Dicho esto, estas experiencias inmersivas aún se encuentran en una etapa muy temprana.

Por ello, recomendamos a las marcas hacer inversiones moderadas para probar, aprender y optimizar como ayuda para que tu marca no se desvíe de la estrategia sin introducir distracciones masivas y no deseadas.

David Schweer, VP Portfolio Marketing, Sitecore.