Ir al contenido principal

Soluciones de ecommerce headless

Los sistemas de ecommerce tradicionales tienen limitaciones que pueden ralentizar el tiempo de comercialización. Descubre cómo las ventajas del ecommerce headless pueden solucionar tus retos, preparar tu stack tecnológica para el futuro y mantener tu competitividad.

CAPÍTULO 1

Soluciona los inconvenientes del ecommerce tradicional

Cuando el ecommerce se convirtió en la experiencia de cliente preferida de los consumidores, creó un nuevo y glorioso mundo de posibilidades para tiendas digitales fáciles de usar. Sin embargo, también ha planteado complejidades a las empresas de ecommerce que necesitaban más flexibilidad para escalar cuando fuera necesario y sistemas para almacenar, organizar, gestionar y entregar su catálogo de productos, los precios y el contenido de la experiencia digital omnicanal.

Las soluciones de ecommerce headless solucionan estos problemas. Mientras que una solución de ecommerce "tradicional" o "monolítica" ofrece funcionalidades de front-end (descripciones de productos, reseñas de clientes, etc.) y back-end (gestión de inventario, envíos, etc.) en una única plataforma todo en uno, exploraremos el modo en que esto también puede crear una serie de importantes desventajas que un enfoque headless puede superar por su diseño.

Veamos cómo las mejores plataformas headless para ecommerce permiten a las marcas preparar su stack tecnológica para el futuro, reducir el coste total de propiedad y ofrecer con mayor agilidad la experiencia de cliente que preferirán los consumidores frente a la competencia.

CAPÍTULO 2

Tradicional frente a headless: por qué una plataforma monolítica puede costarte tiempo y dinero

Existen cuatro razones principales por las que los sistemas de ecommerce monolíticos pueden costar —y aún lo hacen en el caso de numerosas empresas de ecommerce actuales— una cantidad excesiva de tiempo y dinero:

  • Falta de agilidad: La naturaleza compleja y tediosa de las plataformas de ecommerce tradicionales ralentiza el ciclo de DevOps y el tiempo de comercialización, lo que obliga a las empresas de ecommerce a desviarse de las necesidades, expectativas y cambios rápidos de los clientes en el marketplace. El mundo de las compras online es implacable y competitivo, y los sistemas de ecommerce monolíticos colocan a las marcas en una desventaja competitiva.
  • Riesgos de continuidad empresarial: Los componentes de una arquitectura de ecommerce monolítica son dependientes inherentemente, lo que significa que si un componente tiene un problema, el resto de funcionalidades de ecommerce puede bloquearse. Las consecuencias pueden ser graves. Por ejemplo, la web de Amazon se bloqueó durante una hora durante el "Prime Day" de 2018, lo que tuvo un costo aproximado para la empresa de 72 a 99 millones de dólares.
  • Requisitos de prueba excesivos: Para mitigar los riesgos de sufrir problemas —o lo que es peor, el tiempo de inactividad de una web de ecommerce— después de un ajuste, mejora o actualización, las empresas que utilizan un sistema de ecommerce monolítico están obligadas a probar y volver a probar (en algunos casos ¡una y otra vez!). Se trata de un proceso muy lento y tedioso que requiere un equipo dedicado de ingenieros de software.

CAPÍTULO 3

El auge (¡y el rescate!) de las soluciones de ecommerce headless

Afortunadamente, aquí no es donde termina la historia. En respuesta a estos impedimentos y limitaciones, se está imponiendo un tipo de plataforma rotundamente superior: soluciones de ecommerce headless.

Como sugiere el término, las plataformas de ecommerce headless desacoplan los dos elementos principales de la plataforma: el front-end (orientado al cliente, aplicación de entrega de contenidos) y el back-end (sistema de gestión de contenido o plataforma de experiencia digital). Cabe destacar que el sistema back-end de una solución de ecommerce headless carece de una capa de presentación integrada. En su lugar, las marcas pueden entregar contenido a varias webs de ecommerce y touchpoints a través de interfaces de programación de aplicaciones (API).

Conceptualmente, la "cabeza" (o "head") de "headless" se refiere a la interfaz de usuario, que hace referencia a los consumidores. Una solución de ecommerce headless permite a los desarrolladores acceder a la funcionalidad del back-end a través de las API para crear una gama prácticamente ilimitada de interfaces de usuario, y ofrecer cualquier experiencia de cliente que deseen.

CAPÍTULO 4

La flexibilidad y escalabilidad de las soluciones de ecommerce headless

Como se ha indicado, hacer cambios en una solución de ecommerce monolítica suele ser costoso y arriesgado, y hace que cualquier cambio posterior sea aún más difícil en el futuro. Este no es el caso de las soluciones de ecommerce headless, ya que los cambios en los frameworks del front-end no requieren cambios en el sistema del back-end.

Esta flexibilidad agiliza notablemente el tiempo para generar valor, ya que las empresas de ecommerce pueden centrarse inmediatamente en hacer todo lo necesario para ofrecer una experiencia omnicanal extraordinaria.

Esta flexibilidad también permite a las empresas de ecommerce escalar y ampliar los servicios según deseen o requieran. Los picos en la experiencia del front-end (como los que se producen durante el "Black Friday" u otro evento con mucho tráfico) no afectan negativamente ni interrumpen las operaciones del back-end.

CAPÍTULO 5

Integra fácilmente nuevas tecnologías

La arquitectura headless facilita la integración de nuevas tecnologías y la ampliación de las opciones de pedido para adaptarse a nuevos canales y apoyar la mejor estrategia de personalización que satisfaga las necesidades empresariales. Además, los equipos pueden seguir utilizando muchas de las herramientas y sistemas de supervisión existentes que ya conocen, lo que facilita aún más la integración y la adopción.

CAPÍTULO 6

Ventajas económicas

Ya hemos hablado de que las soluciones de ecommerce headless son más fáciles y rápidas de cambiar que las monolíticas, lo que resulta en un importante ahorro de costes de mano de obra. Sin embargo, la plataforma de ecommerce headless ofrece otras ventajas de costes adicionales que es importante destacar, incluido un menor coste total de propiedad (TCO) y un aumento de las conversiones.

Menor coste total de propiedad

Los sistemas de ecommerce headless se pueden implementar como una solución SaaS basada en la nube, eliminando la necesidad de adquirir y mantener un hardware y un alojamiento locales muy costosos. Además, aunque las plataformas de ecommerce monolíticas y headless suelen estar basadas en licencias, las soluciones headless suelen basarse en el número de usuarios. Como el servidor (alojado por el proveedor) puede admitir un número ilimitado de usuarios, agregar usuarios resulta sencillo y asequible.

Por el contrario, las soluciones monolíticas normalmente tienen un modelo principal de licencias, que se basa en el número total de ordenadores centrales en los que puede ejecutarse el servidor en comparación con el número de usuarios que se pueden agregar. Esto puede suponer un importante obstáculo de costes a la hora de escalar, ya que para apoyar el crecimiento es necesario adquirir y mantener hardware costoso, así como licencias adicionales.

Además, los proveedores de soluciones de ecommerce monolíticas y headless suelen presentar nuevas versiones a lo largo del año. Con una solución headless basada en la nube, estas actualizaciones se realizan automáticamente. Sin embargo, con una solución monolítica local, las empresas de ecommerce deben dedicar tiempo —y también dinero— a revisar y reescribir constantemente elementos de su código personalizado para garantizar que funcione con las versiones actualizadas. Si no realizan una actualización, no podrán recibir asistencia.

Tasas de conversión mejoradas

La flexibilidad y agilidad inherentes de las soluciones de ecommerce headless permiten a las empresas ofrecer una experiencia de cliente omnicanal única en distintos touchpoints, incluidas aplicaciones móviles, tiendas online, dispositivos de IOT, redes sociales y otras plataformas de ecommerce. Se ha descubierto que esto mejora la experiencia de cliente, que es una parte esencial del aumento de las tasas de conversión (marcada por el avance de los clientes a lo largo del customer journey de la experiencia de ecommerce).

CAPÍTULO 7

Mejores prácticas para migrar de la arquitectura monolítica a la headless

Las empresas de ecommerce que deseen migrar de una solución monolítica a una solución headless deben tener en cuenta las siguientes mejores prácticas:

  • Comprende a tus clientes: Cree un mapa de todos los tipos de usuario y comprende cómo fluirán los pedidos entre ellos.
  • Comprende tus productos: Define los precios de los productos, cómo se categorizan, qué productos se pueden personalizar y dónde se almacenan los datos de los productos o tus sistemas de gestión de la información de producto (PIM).
  • Comprende a tus clientes: Analiza el modo en que se posicionará la solución headless para ecommerce junto a tus sistemas existentes en tu stack tecnológica como, por ejemplo, un CRM. Identifica las mejores aplicaciones necesarias o deseadas.
  • Comprende tus prioridades: Identifica qué workflows y procesos deben migrar en primer lugar, deben reevaluarse para su optimización y pueden abordarse más adelante. Recuerda analizar las prioridades sobre la base de las dependencias.
  • Comprende tu calendario: Define una implementación realista basada en la experiencia de cliente, la gestión de los pedidos, la gestión de los proveedores, la gestión de la integración, la experiencia de usuario y la interfaz de usuario. Todos estos aspectos deben comprenderse a fondo y tenerse en cuenta en el calendario.
  • Comprende tus requisitos de datos: Identifica qué datos deben migrar a la nueva solución headless para ecommerce, dónde se van a almacenar esos datos y dónde se utilizarán en la nueva solución.

Asegúrate de elegir un proveedor líder y de confianza para recibir asistencia continua para la implementación (antes, durante y después) que te ayude a acortar el camino para obtener valor y maximizar los resultados y el retorno de la inversión.

CAPÍTULO 8

Conclusión

Todos hemos oído el consejo de "menos es más". Ahora bien, cuando se trata del ecommerce, pasarse al "headless" representa una forma probada y poderosa de reducir costes, ahorrar tiempo y reducir la complejidad, impulsando al mismo tiempo una mayor satisfacción de cliente, una ventaja competitiva y las ventas.

En última instancia, la pregunta que deben responder las empresas de ecommerce que siguen utilizando una solución monolítica no es: "¿deberíamos pasar a una solución headless?"; sino más bien: "¿cómo podemos permitirnos no pasar a una solución headless con la mayor celeridad posible?"

Una gran plataforma de Experiencia Digital

Descubre nuestras soluciones integrales de contenido y ecommerce.