Índice

Índice

Guía rápida

En la búsqueda del marketing de contenidos y el alcance omnicanal, un centro de contenidos es la piedra angular. Añade todo tu contenido y archivos multimedia y colabora con fluidez entre equipos.

Capítulo 1

Explicación del centro de contenidos

En muchas organizaciones, el contenido de marketing está en todas partes y en ninguna al mismo tiempo. Dividido en muchos workflows, los equipos de marketing han almacenado muchos archivos y componentes diferentes en varios formatos y ubicaciones, posiblemente a lo largo de muchos años.

Lo tienes todo en algún sitio, pero ¿dónde? ¿Cómo puedes obtener una vista general de 360º de tus activos, por no mencionar poder gestionarlos, añadirlos y compartirlos? La respuesta es un centro de contenidos.

Un centro de contenidos actúa como base para todos tus contenidos, así como de plataforma que ayuda a agilizar, acelerar y simplificar cada parte del trabajo de un marketer, todo en una única solución. Ofrece una visión clara y funciones intuitivas y colaborativas que mantienen baja la complejidad y alto valor añadido.

Esto te prepara para afrontar mejor los retos actuales de las operaciones de marketing y, en última instancia, maximizar la interacción y el engagement omnicanal, de lo que trata el marketing de contenidos.

Omnicanal significa enviar un mensaje coherente en todos los touchpoints del cliente y aprovechar al máximo el potencial de cada canal con los medios y contenidos ideales.

Capítulo 2

Los pros y los contras de un centro de contenidos

Gestión de activos digitales (DAM)

Tener un volumen masivo de contenido o activos digitales disponibles para el trabajo de marketing de tu organización puede ser algo de lo que sentirse orgulloso, hasta que necesitas acceder a ellos. Es posible que tengas fotos en un portátil, material gráfico de embalaje en una unidad USB externa, diseños en un disco duro externo y vídeos en la nube.

Sabes que todo está en algún lugar, pero, al final, pierdes tiempo y recursos, y te arriesgas a duplicar tus intentos de encontrarlo todo y lidiar con ello. Aquí es donde entra en acción la gestión de activos digitales (DAM) para salvarte el día.

La función principal de una plataforma DAM es el almacenamiento de contenido, en una ubicación donde los usuarios pueden acceder y gestionar todo su contenido y compartirlo con otros. Actúa como la única fuente de verdad para los activos de marketing de tu empresa y para su distribución.

Bien desarrollada, una DAM ofrece mucho más que almacenamiento básico. Debe contar con todo lo necesario para abordar situaciones complejas de gestión de activos digitales, incluidos metadatos complejos, seguridad y gestión de derechos digitales.

Mucho más allá de ser simplemente una valiosa adición para el trabajo de marketing de una empresa, una DAM robusto es un producto indispensable para las marcas hoy en día, desde startups hasta empresas consolidadas.

Plataforma de marketing de contenidos (CMP)

¿Dispones de todo el contenido que necesitas para respaldar tu trabajo de marketing? ¿Dónde están las brechas en el contenido (por público, región, canal o campaña)? ¿Qué tipos de contenido necesitas crear? Una plataforma de marketing de contenidos te ayuda a responder a estas preguntas y facilita la planificación y ejecución de tu estrategia de contenidos. Con esta herramienta, es fácil planificar qué contenido debe crearse, a los que asignar recursos y, a continuación, colaborar en estos contenidos, revisarlos y aprobarlos para su publicación en tus diferentes canales.

Gestión del contenido de productos (PCM)

Como su nombre indica, la gestión del contenido de productos (PCM) es un sistema que almacena información relacionada con los productos en organizaciones orientadas a productos y con gran cantidad de SKU. Los sistemas PCM se centran en la información de producto orientada al cliente, como descripciones comerciales, ventajas, contenido traducido y archivos multimedia.

Gestión de recursos de marketing (MRM)

Las plataformas MRM tienen una función única: respaldan y miden las operaciones de marketing, desde la planificación estratégica hasta la gestión de proyectos y la medición del impacto.

Los MRM son soluciones que ofrecen una amplia gama de funcionalidades, desde calendarios de marketing, revisiones creativas, gestión de aprobaciones, paneles de control de rendimiento y mucho más. Cuando se aprovecha al máximo su potencial, son tan impresionantes como completas.

Capítulo 3

Más que la suma de sus partes

Como hemos visto, un centro de contenidos combina y sustituye los silos tradicionales de DAM, CMP, PCM y MRM, así como otras funcionalidades. Actúa como base para todos tus activos digitales, así como para herramientas de colaboración y gestión creativa de proyectos. Y mientras que almacenar todo ese contenido y ponerlo a disposición es una cosa, fomentar la coherencia creativa es otra.

Respaldar y agilizar algunos de los procesos subyacentes para reunir activos y enriquecer o crear nuevo contenido es igual de importante.

Los departamentos de marketing están sometidos a una presión cada vez mayor para organizarse. Y los CMO quieren tener insights de sus operaciones, lo que hace que la estructura y los workflows sean esenciales.

Conseguir que los equipos trabajen juntos mejor

Los directores de proyecto están acostumbrados a operar con estructura. ¿Equipos creativos? A veces no tanto. ¿Cómo puedes fusionar procesos creativos y de marketing y fomentar la colaboración en un entorno que cambia rápidamente con múltiples partes interesadas en plazos ajustados?

Un centro de contenidos ofrece herramientas que ayudan tanto a los directores de proyectos como al equipo creativo, como paneles, calendarios, listas de tareas y mucho más. Estas herramientas ofrecen a los directores de proyectos información y les ayudan a añadir estructura al proceso creativo, al tiempo que mantienen los hitos y KPI a la vista. Las funciones que permiten a los equipos cargar, previsualizar y comentar los activos también facilitan la colaboración entre equipos internos y externos.

Capítulo 4

Necesitas un centro de contenidos con conexiones

Cuando elijas un centro de contenidos, asegúrate de que tenga una actitud positiva con respecto a la creación de conexiones, es decir, que se integre fácilmente con otras plataformas. Además de las API genéricas, tu centro de contenidos debe tener implementaciones listas para usar para tecnologías de marketing de terceros como ERP, comercio electrónico y plataformas CMS.

De este modo, el propietario de cada plataforma puede trabajar en el lado que mejor conoce, ya que el contenido está disponible sin bloqueos tecnológicos o de protocolo.

Descubre cómo Sitecore Content Hub puede ayudarte a ofrecerlo todo en una solución integral y fácil de usar.