Ir al contenido principal

¿Qué es un CMS headless?

Todo lo que deben saber marketers y desarrolladores sobre sistemas de gestión de contenido headless, desacoplados y API-first

CAPÍTULO 1

¿Qué es un CMS headless? (versión corta)

En resumen, la arquitectura CMS headless separa las funciones de contenido del back-end (como la creación, gestión y almacenamiento) de las funciones del front-end (como la presentación y entrega).

Antes de pasar a la parte técnica, comencemos por saber qué significa esto en el contexto de la experiencia de marca.

La arquitectura headless es en parte una respuesta a la forma en la que ha ido evolucionando la relación entre el contenido web y la creación de contenido. Durante mucho tiempo, la mayoría del contenido web se entregaba a través de un navegador, a menudo en forma de una página web. Pero ahora no dejan de aparecer nuevos dispositivos conectados y el público consume contenido utilizando distintas interfaces de usuario como, por ejemplo, dispositivos inteligentes, wearables, asistentes de voz basados en IA y gafas de realidad virtual (VR).

La arquitectura CMS headless es un elemento básico para poder abordar estos nuevos retos de contenido. Esto significa que puedes crear y gestionar fácilmente tanto contenido como exija tu público y adoptar un enfoque omnicanal que ofrezca contenido en todos los touchpoint relevantes.

CAPÍTULO 2

Arquitectura CMS 101: headless, desacoplada y API-first

CMS headless: front-end frente a back-end

Los sistemas de gestión de contenidos monolíticos tradicionales tienen dos partes: una delantera y otra trasera.

En general, el back-end de un CMS tiene que ver con la manera en la que se gestiona el contenido y el front-end con la manera en la que se presenta. Piensa en el escaparate de una tienda.

Las tareas del front-end incluyen todo lo que se vería desde la calle: la selección y organización de los productos y la imagen de marca.

Entre las tareas del back-end se incluyen aspectos logísticos: crear la cartelería, almacenar las existencias y gestionar el movimiento de la mercancía por la tienda.

Una vez sabido esto, en una web básica, el back-end podría incluir:

  • Una interfaz sencilla para crear contenido
  • Una base de datos para almacenar assets digitales
  • Una capa de aplicación para crear y aplicar frameworks de diseño

El front-end recuperaría de ahí contenido, assets y diseños almacenados, y los publicaría en una página HTML.

¿Qué es un CMS desacoplado?

Con un CMS tradicional, la presentación del front-end, también conocida como capa de presentación, y el back-end estaban estrechamente unidos. Los usuarios podían crear, almacenar, gestionar y publicar contenido desde una única interfaz.

En el caso de usuarios sin conocimientos técnicos y editores de contenido que querían publicar contenido sencillo, como un blog de WordPress, por ejemplo, este era un proceso sencillo y fluido.

Pero a medida que las experiencias digitales y el ecommerce continúan evolucionando, los desarrolladores dedican un tiempo excesivo a crear alternativas personalizadas para poder entregar contenido más sofisticado en cualquier dispositivo.

Los CMS desacoplados separan las tareas del back-end de las del front-end. En la práctica, esto significa que los desarrolladores pueden codificar y diseñar con rapidez experiencias de front-end en su lenguaje preferido sin tener que verse atados a tecnologías restrictivas de back-end.

En su lugar, pueden utilizar distintas API, como RESTful o GraphQL, para conectar las funciones del back-end (como la gestión y el almacenamiento de contenido) con cualquier entorno de entrega del front-end.

¿Qué es un CMS API-first?

Mientras que los CMS desacoplados separan las funciones del back-end de las del front-end, a menudo siguen incluyendo algunas herramientas de entrega del front-end, como plantillas de páginas o integraciones de módulos.

Desde el punto de vista funcional, los CMS API-first son lo mismo que los CMS headless en cuanto a que no tienen un front-end predeterminado. Los desarrolladores disponen de libertad para crear el número de capas de entrega que consideren necesarias (en el lenguaje que prefieran) para enviar el contenido a cualquier nuevo canal imaginable.

Los CMS API-first son ideales cuando se dispone de un equipo de desarrolladores cualificados preparados para ponerse manos a la obra: el CMS tan solo gestiona el contenido y espera a recibir una llamada de API desde una capa de entrega del front-end previamente creada por el equipo de desarrollo.

Por otra parte, el CMS desacoplado es adecuado para empresas que desean la flexibilidad de un front-end y un back-end separados, pero que podrían seguir necesitando asistencia para la publicación.

CAPÍTULO 3

¿Para qué (y quién) resulta útil un CMS headless?

Las soluciones CMS headless son sin duda el futuro de la gestión de contenido por dos motivos importantes:

  1. El contenido digital y los creadores de contenido son cada vez más sofisticados, y las expectativas de los usuarios aumentan. Para destacar y entregar experiencias de cliente extraordinarias, necesitas crear contenido atractivo, responsive e interactivo, y tienes que ser capaz de hacerlo con rapidez, ya que
  2. no dejan de aparecer nuevos canales digitales, nuevos tipos de contenido y nuevos dispositivos de usuario, por lo que ya no basta con crear algo que sea atractivo, sino que también tienes que asegurarte de que se puede entregar en cualquier lugar y con la máxima eficacia posible. Los CMS headless basados en SaaS permiten a marketers y desarrolladores crear contenido increíble hoy y, lo más importante, preparar sus operaciones de contenido para el futuro a fin de poder entregarlo de manera coherente en webs, aplicaciones móviles y cualquier otro touchpoint relevante.

Al utilizar contenido estructurado y adaptar el contenido en un CMS headless, las marcas pueden mejorar sus operaciones de contenido y ofrecer a sus clientes una mejor experiencia de usuario.

Es ideal para marketers porque...

…pueden crear contenido una vez y permitir a sus desarrolladores mostrarlo en cualquier parte. Esto implica dedicar menos tiempo a tareas administrativas y más a crear experiencias cohesivas y atractivas.

Al posibilitar la reutilización de contenido, el centro de contenidos centralizado elimina procesos manuales tales como copiar y pegar. Los marketers y creadores de contenido también pueden editar una vez y compartir la actualización en cualquier lugar.

Es ideal para usuarios porque...

…la experiencia del usuario final se percibe siempre como rápida, coherente y responsive. Y esto se debe a que la vertiente del cliente no necesita comunicarse con el sistema del back-end, solo tiene que procesar contenido.

Es ideal para desarrolladores porque...

…se les libera de las restricciones que imponen los lenguajes de programación del back-end cuando se carece de la experiencia necesaria. En su lugar, pueden crear la imagen, la sensación y la funcionalidad que experimenta el usuario utilizando las herramientas que conocen y les gustan (como frameworks y bibliotecas JavaScript), y después enviar contenido a cualquier parte a través de las API más recientes.

Los desarrolladores disponen de flexibilidad para elegir su framework de front-end preferido y también existen varias opciones disponibles para generadores de webs estáticas como, por ejemplo, Next.js, Gatsby.js y NUXT.js. En un CMS headless de código abierto que permite a los desarrolladores acceder al código (JavaScript, PHP) para crear sus propias llamadas y plantillas API.

CAPÍTULO 4

¿Cuáles son las desventajas de un CMS headless?

Los sistemas de gestión de contenido headless listos para usar no son un remedio mágico capaz de solucionar todos tus retos de contenido, ya que pueden plantear dos importantes inconvenientes que será preciso estudiar en profundidad.

Por un lado, lo que se gana en flexibilidad con este tipo de repositorio de contenido, se pierde en accesibilidad. Puesto que la presentación queda en manos de los desarrolladores que escriben JavaScript, los marketers sin conocimientos técnicos no pueden utilizar un sistema de creación o edición WYSIWYG.

Lo segundo es incluso más importante.

Al cortar la cabeza de un CMS sucede algo drástico: cercenas toda posibilidad de enviar datos de interacción de clientes entre el front-end y el back-end en tiempo real.

Esto significa que no puedes personalizar las experiencias ni llevar a cabo actividades de análisis de contenido.

La personalización ha pasado de ser algo que es “bueno tener” para convertirse en un requisito imprescindible. Los clientes están descubriendo cómo es una personalización gracias a líderes del sector como Amazon, Netflix y Spotify, entre otros.

Si no puedes ofrecer una experiencia similar, es posible que los clientes se vayan a otro sitio... Y lo harán pronto. Entonces, ¿cuál es la respuesta?

CAPÍTULO 5

Accede al CMS headless híbrido

La arquitectura CMS ideal debería combinar la flexibilidad y extensibilidad de un CMS headless con las funcionalidades de personalización y análisis de contenido que ofrecen los sistemas CMS acoplados tradicionales.

Y eso es exactamente lo que ofrecen las opciones de entrega headless y composables de Sitecore;

múltiples opciones headless para respaldar el trabajo de los desarrolladores del front-end a medida que crean soluciones y aplicaciones que procesan contenido en cualquier dispositivo o navegador. Tanto si utilizan bibliotecas JavaScript como Vue.js, React.js y Angular.js, como si aprovechan el nuevo SDK para ASP.NET Core y la arquitectura host de procesamiento headless, los desarrolladores pueden elegir lo que sea mejor en cada caso.

Entre estas opciones también se incluye una API que se conecta al servidor de entrega de contenido contextual de Sitecore. Así, los usuarios ven contenido diferente basado en su información de perfil, interacciones pasadas, etc.

Una gran plataforma de Experiencia Digital

Descubre nuestras soluciones integrales de contenido y ecommerce.